PERSONERÍA JURÍDICA MATRÍCULA 32264
DPPJ Pcia. BUENOS AIRES
N° Registro de Entidad de Bien Público 433

E-Mail: secretaria@arbia.org.ar

El reclamo de un fallo inmediato sobre la Ley de Medios es de la ciudadanía

http://www.arbia.org.ar/imagenes/gra.jpg
La ex funcionaria de la AFSCA evalúa la audiencia convocada por la Corte, en la que tuvo una estelar participación. Relativiza las versiones sobre los tiempos de la Corte para el pronunciamiento y defiende la norma.
Info News Por: Gustavo Montiel

En el piso 11º del Edificio Libertador, en el Ministerio de Defensa, hay una oficina todavía sin cuadros en sus paredes, amplia, con una biblioteca repleta de libros de Derecho, una bandera argentina, un televisor con la pantalla LCD encendida en un canal de noticias, otra estantería con numerosos tomos, y algunas señales más de mudanza reciente. Es el despacho de la abogada Graciana Peñafort Colombi, recientemente incorporada a la Dirección de Asuntos Jurídicos en la gestión que encabeza el ministro Agustín Rossi, y quien fue la voz dentro de un equipo estatal que defendió con solidez la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual ante las preguntas de la Corte Suprema de Justicia y contrastó los argumentos del Grupo Clarín en "defensa de la rentabilidad". La oficina tiene, además, un ventanal con vista al Río de la Plata y a varios edificios de Puerto Madero. "No me gusta, me parece noventista", dice Peñafort cuando el reportero gráfico de Tiempo Argentino le propone posar, de pie, con el ventanal, el río y las torres de aquel reducto porteño detrás. Y es que Peñafort, como quedó demostrado durante la exposición ante la Corte y frente a cada una de las repreguntas del presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, está en cada detalle.
Tras las dos jornadas de audiencia pública, los seis ministros de la Corte que están actualmente en Capital resolvieron esperar el regreso desde Alemania del magistrado Raúl Eugenio Zaffaroni para definir la validez constitucional de los artículos 41, 45, 161 y un párrafo del 48 de la LSCA, cuestionados por Clarín. El miércoles, el ministro Carlos Fayt sostuvo que no cree que el alto tribunal defina el fallo de fondo antes de las elecciones de octubre próximo.

Ante Tiempo, Peñafort analizó positivamente la decisión cortesana de convocar a una audiencia pública y afirmó que "al Estado no le cambia" que el fallo salga antes del 27 de octubre, día de elecciones nacionales legislativas.
 
–¿Cuál es su evaluación de la audiencia pública convocada por la Corte?
–Creo que la evaluación final de la audiencia es muy positiva. Es positiva en dos planos de análisis bastante claros. Por un lado, me parece muy importante la posibilidad de visibilizar un debate que se ha tratado de invisibilizar. Esta ley no surgió de la nada, sino que tuvo un proceso que incluyó un año de discusión, foros de participación colectiva, sus reglamentaciones se hicieron a través de mecanismos de elaboración participativa de normas. Lo que pasó en estos dos días es paradigmático de por qué es necesaria esta ley: hubo un poder del Estado, la Corte Suprema, que determinó la visibilización de algo que se había intentado ocultar por parte de los grupos concentrados. Quien quería ver el informe sesgado que realizaron algunos grupos de lo que estaba pasando en la audiencia, simplemente lo vieron. Pero también el Estado garantizó que aquellos que quisieran ver el debate en su totalidad lo pudieran ver. Para que eso sucediera, no lo reguló el mercado. Lo reguló el Estado, en este caso la Corte. En un segundo plano de análisis, que se desprende de las preguntas que hizo la Corte, evidentemente hubo un prolijo y profundo estudio del expediente y de las cosas dichas en él, acompañado de inquietudes técnicas muy puntuales y lógicas.
–¿Cambiaría algo que el fallo de la Corte salga antes de las elecciones del 27 de octubre próximo?
–La ley tiene aspectos muy claros: uno hace a la multiplicidad de voces, otro hace a la diversidad de contenidos, que están asociados, y otro hace a la desconcentración de mercado. Cuatro años sin poder aplicar uno de los ejes que sostienen la ley es mucho tiempo. Desde esa perspectiva uno siempre prefiere que esto no se hubiese demorado tanto, que esta discusión tan buena, tan rica que se dio sobre el fondo del asunto hubiese sido más rápida, porque hasta ahora nos hemos pasado discutiendo sobre derecho procesal de cautelares. Al Estado no le cambia. A quienes les va a cambiar la mayor o menor cercanía del fallo es a la ciudadanía. Me parece que el reclamo de inmediatez, de que este fallo salga lo más rápido posible, no es un reclamo del Estado en términos de política. Es un reclamo del Estado en cuanto a representación colectiva de los intereses de toda la sociedad. Ojalá tengamos un fallo pronto, a favor de la constitucionalidad de la ley. Constitucionalidad sobre la cual estoy absolutamente segura. Creo que el Estado durante toda la causa, no solamente en la audiencia, aportó los elementos de hecho y de derecho que te explican por qué esta ley es constitucional. De ahí en más, la responsabilidad institucional está en cabeza de la Corte.
–Además del recurso de invisibilización, desde algunos grupos concentrados de medios también se intentó instalar que esta ley "es del gobierno"…
–Si hay algo que esta ley no es, es que es del gobierno. Ni de este, ni de ninguno. Es una ley  fruto de 30 años de militancia democrática de muchos sectores.
–¿Por qué, para regular la concentración monopólica en los servicios de comunicación audiovisual, es aplicable la LSCA y no la Ley de Defensa de la Competencia?
–La Ley de Defensa de la Competencia regula el mercado. La regulación del mercado, salvo algunas excepciones, es habitualmente "ex post", es decir, se espera la alteración del mercado y luego se corrige, ya sea aplicando multas o sanciones. Es cierto que hay una regulación "ex ante" para determinadas cuestiones. Ahora bien, cuando se habla de libertad de expresión, no se habla de un valor de mercado. Se está hablando de un valor simbólico asociado a la democracia, a la participación, al debate público. Como lo que tenés que resguardar es algo tan intrínseco a la democracia, no hay manera de subsanar una vulneración. Dicho de una manera simple: no hay manera de traducir en dinero el no haber tenido acceso a la información o al debate público. Se podría aplicar la multa más alta del mundo, y aun así, el derecho vulnerado seguiría siendo vulnerado. Entonces, en materia de libertad de expresión, lo que se entiende es que la regulación es "ex ante", antes de que se produzca la vulneración. La libertad de expresión no es sólo un valor individual, sino fundamentalmente un valor social, el derecho colectivo a escuchar todo. Escuchamos y vemos todo, y después cada uno toma ese acto subjetivo de decidir qué es cierto, qué no y qué piensa frente a determinados temas. Pero este ejercicio de libertad no puede ser regulado por el mercado, nunca. Y eso demuestra que nunca podés pedirle al mercado que resguarde la libertad de expresión. Porque sería como pedirle a un médico que te construya la casa. No es el profesional idóneo ni es la materia idónea.
–Usted habló de un trabajo en equipo para la preparación de las audiencias...
–Las respuestas son fruto de haber trabajado con un equipo de lujo, de técnicos de excelencia. Esta ley tiene un montón de actores que la hicieron posible. La valentía política de la presidenta Cristina Fernández,   y personas como Gabriel Mariotto, Damián Loreti, Gustavo Bulla, Luis Lázzaro y otros tantos compañeros. Esta ley no tiene padres, es un proceso colectivo. Si alguna vez tuvo razón Héctor Oesterheld, es con esta ley: el único héroe posible es el héroe colectivo. Esta nunca pudo ser la ley de un gobierno. Estábamos contentos, porque estábamos haciendo algo que amamos. Nosotros creemos en esta ley.

Volver

08/09/2013 (1690)        compartir en facebook compartir en twitter compartir en G+ compartir en Whatsapp



Recomendados


http://arbia.com.ar/imagenes/Tri-catalogo-marzo-2017.jpg   http://arbia.com.ar/imagenes/Tri-Logo-Ventas.jpg   http://arbia.com.ar/imagenes/Varela_Octubre.jpg   http://arbia.com.ar/imagenes/home_top01-hi.jpg